Mateo 6:7-15 La oración del discípulo

by | Jan 10, 2024 | 0 comments

A esta oración a menudo se le llama la “Oración del Señor”.
Se le llama más apropiadamente la “Oración del discípulo”.

I. Relación con Dios 6:7-9a

A. La oración mecánica y extraña es inapropiada

1. Una relación mecánica y extraña no es lo que Dios quiere con nadie.
2. Dios está …

a. Interesado. La Biblia declara que Dios ama a este mundo. (Juan 3:16)
b. Dentro del rango de audición. Está presente en todas partes todo el tiempo. Omnipresente.
c. Todo lo sabe. Omnisciente.

i. Qué maravilloso saber que Dios sabe lo que necesitamos.
ii. Ver Efesios 3:20

d. Dispuesto a contestar. No tenemos que “agobiarlo” con muchas palabras.

i. La “repetición sin sentido” aleja nuestra atención de conversar con Dios.
ii. Jesús no está hablando en contra de la persistencia en la oración.
Ir a Mateo 7:7-11

B. Dios el Padre desea ser conocido como “Padre”

1. Íntimo- “Padre nuestro, Padre mío”.

a. Los judíos temían demasiado a Dios como para considerarlo “Padre”.
b. Jesús dijo que no oraran como los paganos, quienes ejemplificaban la mentalidad opuesta.

2. Reverencial: “en el cielo”

i. Él es Dios sobre toda la creación y Su trono está en el cielo. Él es supremo.
ii. Debemos tener una relación cercana con Él sin perder la reverencia.
iii. Es tanto “papá” como “Rey”.

3. Lo más importante: la relación personal con el padre viene a través del Hijo.

i. Jesús no está enseñando el “acceso universal” para cualquiera, por cualquier motivo.
ii. Tenga en cuenta que el “Sermón del Monte” es para sus discípulos / seguidores.
iii. Son los que entregarán sus vidas a Jesucristo y nacerán de nuevo
iv. Jesús habló del estándar necesario para estar en el Reino de Dios. Ver Mateo 5:20.
v. Jesús le dijo a Nicodemo la única forma en que una persona podía ser parte del reino de Dios.
Juan 3:3 “ De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.”
vi. Juan 14:6 “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”
vii. Nadie puede rezar correctamente esta oración a menos que se acerque al Padre por la fe.

II. Interés por la gloria y la voluntad de Dios 6:9, 10, 13c

A. Interés por su nombre 6:9

1. Santificado- santísimo, separado, no común. Misma raíz que la palabra usada para santos
2. El hijo de Dios no querrá que el nombre del Padre sea mal utilizado, tergiversado o tratado profanamente.
3. El hijo de Dios deseará que el nombre de Dios sea reverenciado, santificado, respetado, amado y adorado.
4. El nombre de Dios habla de quién y qué es Él. Es para ser tratado con honor y amor

a. Si alguien usa de manera perjudicial el nombre de un ser querido, usted se opondrá
b. Ese es el corazón de un hijo de Dios con respecto al nombre del Padre

B. Interés por su reino 6:10a, 13c

1. Habla de la naturaleza real de Dios
2. Habla del futuro gobierno de Dios sobre toda la Tierra.
3. Habla del deseo del hijo de Dios de ser gobernado por Dios, no gobernado por uno mismo.
4. Habla de la realización del reino y dominio eternos de Dios

C. Interés por su voluntad 6:10b, c

1. El hijo de Dios quiere la perfecta voluntad de Dios para su propia vida y para todas las personas.
2. El cristiano entiende que las personas son agentes morales libres, pero ora para que las personas se rindan voluntariamente a la voluntad de Dios.
3. El cristiano también reconoce la voluntad soberana de Dios de hacer lo que le plazca, a menudo sin que el cristiano entienda los propósitos de Dios.
4. El cristiano reconoce la obediencia de los seres angelicales a Dios.

III. Necesidades personales 6:11, 13

A. Provisión diaria 6:11

1. La mayoría de los estadounidenses tienen despensas y refrigeradores llenos.
2. Necesitamos recordar nuestra dependencia diaria de Dios, no de nuestros ahorros.
3. No dé por sentado Sus bendiciones sobre usted para poder proveer para sí mismo.
4. Pan nuestro de cada día– Enfóquese en lo que necesita; cuidado con el materialismo. Ir a Marcos 4:18, 19

a. Los cristianos estadounidenses a menudo prestan más atención al “sueño americano” que a la palabra y a los propósitos de Dios.
b. Muchos cristianos son expertos en lo temporal, y sólo están vagamente familiarizados con lo eterno.
c. Cuidado con el materialismo, el amor al dinero y la autosuficiencia.
d. El materialismo es el amor a las cosas. Ver 1 Tim. 6: 6-10, 17-19

B. Asistencia espiritual 6:13

1. Tentación- una dificultad o prueba

a. Por lo que uno pudiera ser tentado a pecar. Satanás busca tentarnos y reprobarnos.
b. Dios usará una prueba para probar la validez de nuestra fe.

2. Dios ha prometido guardarnos de cualquier prueba que sea demasiado grande. Ver 1 Cor. 10:13.
3. Dios no nos tienta a hacer el mal. Ver Santiago 1: 13-15
4. Soportar pruebas nos cambia para bien y da gloria a Dios. Ir a Salmos 40: 1-3
5. El cristiano le pide a Dios su ayuda para evitar el mal, revelando un deseo de santidad.

IV. Responsabilidad personal 6:12, 14, 15

A. Aceptar la responsabilidad personal

1. Admitir que ha pecado.

a. Perdonar- Enviar lejos aquello que se debe
b. Reconocemos nuestros pecados contra Dios y que le debemos

2. Reconocer el mandato de Dios de que perdonemos a los demás

B. La enseñanza de Jesús sobre el perdón y la falta de perdón

1. Se necesita más que solo un reconocimiento de que necesitamos el perdón de Dios
2. Debemos perdonar a quienes nos han ofendido; de lo contrario, no estamos perdonados

V. Resumen

A. Recuerde Mateo 6:6

1. Dios nos recompensará abiertamente si oramos como dice esta oración.
2. Debe ser el deseo sincero de nuestro corazón.
3. Esta oración no nos “consigue cosas”.
4. Alinea nuestra voluntad y deseo con la voluntad y el deseo de Dios.
5. Dios siempre responderá a las oraciones que vayan de acuerdo con Su voluntad.

B. ¿Qué puede impedir que nuestras oraciones sean contestadas?

1. Mantenemos una relación distante con Dios

a. No estamos seguros de llamarlo “Padre”.
b. No estamos seguros de que Él sepa lo que está pasando.

2. No tenemos reverencia por Dios en nuestro corazón.

a. No nos preocupa su santidad.
b. Tenemos poco deseo por nuestra propia santidad.
c. No nos preocupa Su gloria, Su reino, que se haga Su voluntad
d. Estamos más preocupados por nuestra gloria, nuestro reino y que se haga nuestra voluntad.

3. Nos enfocamos muy poco en nuestras necesidades diarias.

a. Asumimos que podemos cuidar de nosotros mismos.
b. Quizás nos han engañado al pensar que nuestro bienestar depende de nosotros.
c. Oramos por deseos, posesiones excesivas, cosas que no necesitamos.
d. Nuestros corazones están absortos en poseer cosas, no en amar a Dios y estar contentos.

4. No oramos ni nos preparamos para la guerra espiritual.

a. Descuidadamente nos dejamos tentar.
b. No estamos en la palabra, ni en oración ni en fe.
c. Tenemos poco deseo de santidad. Compare esto con (Ir a) Mateo 5: 3-10

5. Pasamos por alto nuestros propios pecados y tendencias pecaminosas.

a. Minimizamos nuestros pecados contra Dios y las personas.
b. Ni siquiera pensamos en pedirle perdón a Dios
c. Hay poco quebrantamiento por nuestra condición pecaminosa.

6. Nos negamos a perdonar a los demás.

a. Ni siquiera nos damos cuenta de cuánto se nos ha perdonado.
b. Estamos más decididos a demostrar que tenemos razón y a ganar argumentos.
c. Nos mantenemos alejados de Dios, teniendo nuestra propia falta de perdón como un pecado contra nosotros.

C. El arrepentimiento es desesperadamente necesario

1. Viva la vida cristiana en verdad. Esta es la respuesta.
2. Quizás algunos ni siquiera hayan nacido de nuevo aún. Arrepiéntase de sus pecados, acepte a Cristo.
3. A menos que nuestro corazón esté bien con Dios, esta oración es una vana repetición.
4. Si nuestro corazón está bien con Dios, Dios promete responder nuestras oraciones abiertamente.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *