Mateo 5:1-5 De pobreza espiritual a riquezas espirituales

by | Jan 2, 2024 | 0 comments

1Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.
Este mensaje fue para los discípulos de Jesús, no para las multitudes.
La Declaración del Reino. La naturaleza y las aspiraciones de los ciudadanos de ese Reino.
Así es como se ve el Reino de Dios entre el pueblo de Dios. Las marcas y metas.
Es tan diferente a los reinos de los hombres.
Jesús les da a sus seguidores siete características que componen el carácter cristiano.
Todas estas características están interrelacionadas y son de naturaleza progresiva.
Una conduce a la siguiente; cada una se basa en la anterior.
Las Bienaventuranzas no son características naturales, y de hecho crean una clara distinción entre cristianos y no cristianos en las cosas que admiran y las cosas que buscan.

Esta enseñanza es para el discípulo de Jesús
¿POR QUÉ? ¿Por qué enseñó Jesús estas cosas a sus discípulos? Porque vio las multitudes.
Esto era lo que los discípulos necesitarían ser para representar efectivamente a Jesús ante las multitudes y llevar a Jesús a las multitudes.
Jesús enseñó a sus discípulos allí cosas, no solo para ellos, sino también para las multitudes, para que fueran salvos.
Ir a Mateo 9:36-38  

2Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:
Note que Jesús quiere que primero sean y luego lo hagan.
Debemos ser transformados antes de poder servir correctamente al Señor.
No podemos dar lo que no tenemos.
El Sermón del Monte habla de lo que somos, en contraposición a lo que hacemos.

Las primeras tres características se refieren a nuestra respuesta a la revelación de Dios a nosotros.

3   Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados-Oh que feliz”, supremamente bendecido, afortunado, acaudalado.
Recuerde, el Sermón del Monte es un mensaje sobre ser, no sobre hacer.
Verdadera felicidad– No es algo que se busque, sino un subproducto de una relación correcta con Dios.
Pobres en espírituEstar espiritualmente en bancarrota. Reconocer la carencia espiritual de uno ante Dios.
Reconocer la necesidad de Dios: perdón, fuerza, gracia, misericordia, guía, sabiduría, consuelo.
Es lo opuesto a ser espiritualmente orgulloso y autosuficiente.
La pobreza de espíritu es una conciencia de nuestra propia pecaminosidad y pobreza espiritual.
El camino a la felicidad pasa por el doloroso camino de descubrir su pobreza espiritual.
Nuestra interacción con Dios debería llevarnos a darnos cuenta de nuestra pobreza espiritual.
Nuestra verdadera evaluación espiritual de nosotros mismos también debe revelar nuestra pobreza espiritual separados de Dios.

Ir a Lucas 18:9-14
Reino de los cielos –Dos aspectos: 

  1. El reinado venidero de Jesús sobre toda la humanidad sobre la tierra.
  2. El gobierno de Jesús sobre los corazones de aquellos que le han cedido la vida.

PREGUNTA- ¿En qué se diferencia el mensaje de Jesús de la mentalidad de este mundo incrédulo?

  1. Va en contra de nuestra naturaleza carnal, que a menudo no admite la pobreza espiritual.
  2. Las personas creen que pueden enriquecerse espiritualmente sin tener una relación con Dios.

EL REMEDIO- Cuando uno descubra su pobreza espiritual, buscará remediar la situación.
Después de toda la búsqueda que uno pueda hacer, finalmente se darán cuenta de que la cura solo se encuentra en una relación correcta con Jesús.
Cuando esa persona recibe a Jesús como su Salvador, se convierten en ciudadanos del Reino de los Cielos.
Experimentan la bienaventuranza suprema.
 4    Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

Recuerde- Este duelo se basa en la conciencia de la pobreza espiritual de uno.
Llorar-Afligirse, lamentarse

  1. Lloramos nuestra propia pecaminosidad. Profundo dolor por nuestros propios fracasos ante Dios.
  2. Lloramos el pecado en el mundo. Dolor y sufrimiento provocados por las elecciones pecaminosas del hombre.
  3. Lloramos enfermedades, dolencias, deformidades y sufrimientos físicos de todo tipo.
  4. Lloramos la dureza del corazón de la humanidad contra el amor y el perdón de Dios.
  5. Lloramos por aquellos que no ven su propia pobreza espiritual y nunca se vuelven a Jesús.

Consolación –parakaleo- llamar cerca, invitar, consolar o reconfortar
El consuelo nos llega cuando nos entristecemos por nuestros pecados y elegimos recibir el perdón en Jesús.

CONSUELO PERSONAL
2 Corintios 7:10  Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.
FUTURO CONSUELO Ir a Isaías 2:1-4; Apocalipsis 21:1-5

5    Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
Mansedumbre- Un medio feliz entre dos extremos. Moderación emocional.
Domesticar un animal salvaje. Fuerza bajo control. Habla de una vida humana bajo el control de Dios.
Estar dispuesto a someterse a la autoridad de Dios.
La mansedumbre llega cuando somos pobres de espíritu y lloramos por muchas cosas en la vida.

Jesús habló de sí mismo como manso.  Ir a Mateo 11:28-30
Manso- gentil. Mansedumbre no significa debilidad. Ir a Marcos 3:1-5
La mansedumbre se indignará con el pecado; con el maltrato a otros, pero pacientemente sufrirá maldades a sí misma.
Filipenses  2:3  Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;
Heredar la tierra- La persona mansa ha aprendido que la verdadera felicidad no se encuentra en las posesiones, sino en una visión correcta de sí mismo, una visión correcta de los demás y una relación correcta con Dios.
Esa persona vendrá a Dios a través de la fe en Jesús; todas las cosas les pertenecen; ellos gobernarán con Jesús en la era venidera.
NOTA- Estas características no son la fuente de bendición; están diseñadas para llevarnos a la fuente.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *