Mateo 14:22-32 No tengan miedo, soy Yo

by | Jan 24, 2024 | 0 comments

22 Las multitudes habían querido hacer rey a Jesús.
Jesús había alimentado milagrosamente a la multitud con algunos peces y hogazas de pan.
Jesús deliberadamente separó a la multitud y no cedió a sus deseos.
Envió a los discípulos lejos de la multitud, para que no fueran influenciados por la mentalidad de la multitud.
23 Jesús había estado buscando un respiro por algún tiempo. Ahora, intencionalmente, se está yendo solo.

24 En este momento, la situación parece haber sido la peor.

Están en medio del mar y la seguridad de la orilla está igualmente lejos.
Eran pescadores experimentados y comprendían esta peligrosa situación.
Retroceder sería ir en contra de lo que Jesús les había indicado.
Avanzar significa que enfrentarán dificultades y oposición.
Pero es mejor seguir a Jesús y tener miedo en la tormenta que estar a salvo con la multitud.
25 La cuarta vigilia- entre 3-6 a.m.

Llevaban muchas horas remando contra el viento, por mandato de Jesús.
26 Jesús se acercó a ellos cuando no lo estaban buscando.

Vino a ellos de una manera que nunca hubieran concebido.
De hecho, su llegada con ellos debería haber sido una buena noticia para ellos, pero lo malinterpretaron como malo.
Obedecer a Jesús los ha puesto en medio de una tormenta y eso les ha causado miedo.
Luego vino a ellos de una manera que no esperaban, y eso les causó más miedo.

  • 27 Esta es siempre la respuesta para el cristiano que se enfrenta al miedo.

Jesús les dijo dos cosas:

  • Tengan ánimo porque estoy aquí. 2. Porque estoy aquí, no tengan miedo.

Note lo que Jesús no dijo de inmediato:

  • Voy a hacer algo grandioso ahora mismo. 2. Voy a hacer que el problema desaparezca.

Guzik- Hay dos buenas razones para dejar de lado el miedo. Una razón puede ser que el problema no sea tan grave como se pensaba; tal vez tengas miedo porque exageras el peligro. La otra razón es que, aunque el problema puede ser real, existe una solución y una ayuda aún mayores a la mano.
Su fuente de alegría y valor se encontraba en el hecho de que Jesús estaba con ellos.
Les había ordenado que cruzaran el lago y luego, mientras obedecían, la situación se volvió aterradora.
Ahora les está ordenando que tengan ánimo y no tengan miedo, porque él está allí.

  • 28 Aprecio que Pedro no estaba seguro de si era Jesús y pidió una prueba divina.

NOTA- Observe lo que Pedro no dijo…

  • Si eres tu, haz que la tormenta se detenga. 2. Si eres tu, haz que mi miedo desaparezca.

Lo que Pedro sí dijo…

  • Señor, si eres tú; mándame que vaya a ti de maneras que parecen imposibles.
  • Llévame a ti, a pesar de eso aterrador que tengo delante de mi.
  • Si eres tu, ayúdame a hacer lo que sin ti no puedo hacer.

Jesús se encontró con Pedro en medio de la tormenta y en medio de su miedo, no aparte de él.

Vs. 29, 30 Pedro debe ser muy elogiado por su valiente petición y sus primeros pasos de fe.
Cuando Pedro se centró en Jesús, disfrutó de la obra milagrosa de Dios.

  • Solo él respondió a Jesús. 2. Solo él obedeció a Jesús y caminó sobre el agua.

Pero como cualquiera de nosotros podría hacer, quitó su enfoque de Jesús y se centró en el viento y las olas.

  • Como resultado, comenzó a hundirse.
  • Bruce-“Pedro caminaba sobre el agua pero temía al viento: así es la naturaleza humana, que a menudo logra grandes cosas y falla en las pequeñas cosas.”
  • Pero en fe, sabiamente clamó a Jesús.
  • 31 Jesús le pidió a Pedro que se examinara a sí mismo acerca de por qué pasó de la fe a la duda.

Cuando dudamos, debemos preguntarnos…

  • ¿Existe alguna buena razón para dudar? 2. ¿puede salir algo bueno de mi duda?

Cuando tenemos fe, tenemos una buena razón para nuestra fe.
Pero cuando dudamos, no tenemos una buena razón para nuestra duda.
Guzik- Pedro aquí nos muestra la debilidad de la poca fe.

  • A menudo se encuentra poca fe en lugares donde podríamos esperar una gran fe.
  • La poca fe se encuentra demasiado ansiosa por señales.
  • La poca fe tiende a tener una opinión demasiado alta de su propio poder.
  • La poca fe se ve demasiado afectada por su entorno.
  • La poca fe es demasiado rápida para exagerar el peligro.

Sin embargo, Pedro también nos muestra algunos de los puntos fuertes de la poca fe.

  • La poca fe es fe verdadera.
  • La poca fe obedecerá la palabra de Jesús.
  • La poca fe lucha por venir a Jesús.
  • La poca fe logrará grandes cosas por un tiempo.
  • La poca fe orará cuando tenga problemas.
  • La poca fe es segura, porque Jesús está cerca.

Vs. 32, 33 Los Once vieron cómo Pedro tenía mucha fe, poca fe y luego dudaba.
Entre los seguidores de Jesús, siempre habrá quienes den un paso de fe y quienes vean a otros hacerlo en fe.
Observaron lo que puede hacer una gran fe.
Vieron lo que Jesús puede hacer por un hombre con poca fe y duda.
Todo este incidente terminó con ellos adorando a Jesús y reconociéndolo como el Hijo de Dios.
Habían obedecido a Jesús y terminaron en una tormenta, temiendo por sus vidas.
Habían experimentado la llegada de Jesús de una manera por la que nunca oraron ni esperaron.
Experimentaron confundir Su presencia con algo malo.
Experimentaron la fe audaz de un compañero creyente, y luego vieron que la fe flaqueaba y se debilitaba.
Vieron a Jesús rescatar a ese hombre y demostrar su señorío sobre una situación aterradora.
Terminaron adorándolo y reconociendo su divinidad y poder.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *