Mateo 21:20-22 Tener fe en la oración Pt. 2

by | Feb 5, 2024 | 0 comments

I. Los componentes de la promesa

A. A quién se hizo la promesa- discípulos Lucas 14:25-27

1. Jesús no está haciendo esta promesa a personas que orarán de manera egoísta o impía.
2. Esta promesa es para aquellos que hacen de Jesús la prioridad de su vida.

B. Fe y creer

1. Qué es la fe…

a. La fe es la confianza en que algo sucederá, basada en un punto de referencia razonable, y que está más allá de nuestra capacidad de control.
b. Tenemos fe en que el puente nos sostendrá, en que la comida rápida no nos matará, en que el médico prescribirá la medicina adecuada. Necesitamos buenas razones para tener fe.
c. Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
d. Hebreos 11:1 NIV Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve.
e. La fe requiere un objeto o una persona en quien creer. Fe en… (complete el espacio en blanco).
f. La fe requiere una revelación en la que esperar, una promesa en la que creer, una acción en la que apoyarse, una persona en la que confiar.

2. Lo que la fe no es…

a. La fe es más que esperar o anhelar. Más que solo desear.
b. No puede tener fe en su fe. Eso significaría que está centrado en “usted”.
c. La fe no es un deseo caprichoso, un buen sentimiento ni una corazonada de que tal vez …

3. La fe cristiana se basa en…

a. La revelación de Dios de su naturaleza.
b. La revelación de Dios de sus intenciones y emociones.
c. La revelación de Dios de sus promesas a quienes aceptan a Cristo.
d. La revelación personal de Dios a nuestros corazones por Su Espíritu, que nunca contradecirá Su palabra escrita.

C. Pedir en oración

1. Jesús dijo que se requiere una acción de nosotros- pedir
2. Si Dios conoce nuestras necesidades, ¿para qué pedir?
3. Porque demuestra que tenemos fe. Debemos pedir con fe.
4. Ambos componentes juntos. No puedo tener uno sin el otro.
5. Pedir con fe honra a Dios.

a. Confesamos nuestras limitaciones e incapacidades.
b. Reconocemos las habilidades, la sabiduría, las buenas intenciones de Dios, etc.

II. Obstáculos para orar con fe

A. Con respecto a ser un discípulo

1. No ser discípulo de Jesús. No nacer de nuevo.

a. Dios no promete responder a las oraciones de quienes lo rechazan.
b. El incrédulo necesita orar primero por perdón.
c. ¿Cómo puede un incrédulo orar con fe, cuando no cree en las promesas o las advertencias de Dios?

2. Ser un discípulo carnal.

a. 1 Corintios 3:1-4 .
b. Carnal- sarkikos- tener la naturaleza de la carne; gobernado por la mera naturaleza humana, no por el Espíritu de Dios.
c. “andáis como hombres”– la forma de regular la vida de uno.
d. Gálatas 5:16, 17 Los cristianos pueden optar por ser influenciados por su carne.
e. Pueden ver la vida, procesar información, valorar y tomar decisiones basados en sus instintos humanos naturales y no en el Espíritu de Dios que los influye y les ilumina las Escrituras.
f. Aunque son salvos, no viven según la definición de Jesús de “discípulo”.
g. El cristiano carnal se centra más en las cosas del mundo.

i. Olvidan cuáles son las prioridades de Dios. Rara vez / no leen.
ii. Se adormecen, se anestesian espiritualmente y se olvidan de que los cristianos están en una guerra espiritual.
iii. Olvidan las armas espirituales que Dios les había dado.
iv. Pelean batallas temporales e ignoran las eternas.
v. Se olvidan de que el “enemigo de nuestras almas” busca destruirnos a nosotros y a los demás.

h. Los cristianos carnales pueden creer que pueden lograr cosas espirituales sin Dios.

3. Ser un cristiano cuya comprensión de Dios es limitada y errónea.

a. Son salvos, pero no oran de acuerdo con la naturaleza, palabra, promesas o intenciones de Dios reveladas.
b. Reclaman las promesas de Dios, pero las malinterpretan.
c. Se mueven más por buenas intenciones y emociones que por tener fe en la revelación de Dios.
d. Debido a que pueden orar sin cumplir la voluntad y las promesas de Dios, sus oraciones no son contestadas y pueden desanimarse y no orar.

B. Cuando la fe es difícil

1. A veces las oraciones no se responden rápidamente y la fe es probada.
2. A veces la situación empeora después de haber orado.
3. El Mentiroso (Satanás) busca convencernos de que a Dios no le importa, que no escucha, que no merecemos una oración contestada, etc.
4. La oración es un arma espiritual de fe, lo que significa que no siempre vemos que sucedan cosas, lo que puede hacernos renunciar a la oración.
5. Mateo 7:7, 8 7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
(Literalmente, sigue preguntando, sigue buscando, sigue llamando)

C. Algunas veces simplemente no oramos

1. Santiago 4:1-3 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? 2Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 3Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.
2. Mateo 13:7, 22

a. Demasiado ocupado para orar.
b. Demasiado ocupado para recordar que estamos en una batalla espiritual.
c. Demasiado absorto en las cosas temporales … olvidando las cosas eternas.

3. Entonces llega una tragedia a nuestra vida, y tratamos de orar de acuerdo con esta promesa:

a. Pero no tenemos experiencia en la oración, en la palabra de Dios, en tener fe.
b. La oración es una de las muchas disciplinas espirituales en las que crecemos …

2 Corintios 10:3-6 3Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

Efesios 6:10-13 10Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.12Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.13Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

1 Timoteo 1:18, 19 18Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia,19manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos,

2 Timoteo 2:3-5 3Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. 4Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. 5Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.

1 Pedro 5:8, 9a Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 9al cual resistid firmes en la fe…

Santiago 5:16b-18 La oración eficaz del justo puede mucho. 17Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. 18Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *