Una breve cronología

  • 1 Tesalonicenses 4:15-18 El Rapto de la iglesia, en cualquier momento. Jesús viene por su iglesia.
  • Daniel 9:24-27 El Anticristo hace un pacto de 7 años con Israel. Muchos creen en un tratado de paz, que es un objetivo actual de muchos en el Medio Oriente y en todo el mundo. El Anticristo rompe el pacto 3 1/2 años después de ello.
  • 2 Tesalonicenses 2:1-4; Apocalipsis 13:14, 15 Se erige una imagen del Anticristo en el templo reconstruido en Jerusalén. Afirma ser Dios. El mundo se ve obligado a adorar esta imagen.
  • Apocalipsis 6-19 En este momento Dios envía “La Gran Tribulación” sobre la tierra.
  • Apocalipsis 16 Todas las naciones se reúnen en Armagedón para una batalla.
  • Apocalipsis 19 Cristo regresa con Su iglesia e interrumpe esta batalla. Se vuelven para luchar contra Él, pero Él derrota a esta confederación de ejércitos.
  • Zacarías12:9-14; 14:1-21 Él es recibido por los judíos y establece Su reino milenial.

I. La abominación desoladora

A. Qué es V. 15

1. Daniel 9:24 “Entonces él (el Anticristo) confirmará un pacto con muchos (los judíos) durante una semana (7 años); Pero a la mitad de la semana (después de 42 meses) pondrá fin al sacrificio y la ofrenda. Y sobre el ala de las abominaciones estará el desolador, hasta que la consumación, que está determinada, se derrame sobre el desolado .”
2. Es el momento en que el Anticristo entra en el Templo reconstruido en Jerusalén, afirma ser Dios y exige que el mundo lo adore.
3. La mayor parte del mundo lo aceptará como dios, excepto aquellos que durante ese tiempo entreguen sus vidas a Jesús.
4. Será un momento particular en el que comenzará un período de 42 meses donde se le dará autoridad al Anticristo para llevar a cabo Su dominación mundial. Este es un período de 3 años y medio, llamado la segunda mitad de la semana 70 de Daniel. El Anticristo tendrá poder completo, pero su tiempo estará limitado a 42 meses.
5. Daniel 12:11-12 11“Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días.12Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días.
6. Apocalipsis 12:13, 14 13Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. 14Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.
7. Aquellos que vean la abominación desoladora pueden contar los días hasta que el Anticristo sea derrotado. 1.335 días parece el tiempo del juicio de las naciones.

A. Quién y qué localmente Vs. 16-20

1. Jesús está hablando en términos que identificarían a su audiencia como judíos.
2. Creo que estas instrucciones particulares son para aquellos judíos que estarán vivos cuando el Anticristo se declare Dios.

a. V. 16- Los de Judea, la región que incluye Jerusalén.
b. V. 17- El que esté en la azotea. Los antiguos judíos tenían techos planos y se vivía mucho en los techos. Enfatiza el hecho de que cuando el Anticristo comience su persecución, será rápida y devastadora. Salga de ahí.
c. V. 18- “el que esté en el campo”- La persecución de los judíos será tan mala que no valdrá la pena volver a buscar ropa. Escape de inmediato.
d. V. 19- las que estén encintas, y de las que críen- La necesidad de un escape rápido será difícil para las madres embarazadas y lactantes.
e. V. 20a- Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno
Jerusalén en invierno. En marzo de 1998, estábamos en Jerusalén cuando se desató una extraña tormenta de nieve. La ciudad no está diseñada para conducir fácilmente en la nieve y la gente no estaba preparada para ello. Nos hizo pensar en este pasaje.
f. V. 20b- ni en día de reposo -claramente está hablando de judíos. Las restricciones del sabbat impiden que los judíos viajen demasiado lejos o trabajen. Autobuses, carriles, trenes que no funcionan los sábados. El transporte público estará cerrado.

II. La vida con el anticristo Vs. 21-28

A. Como ningún otro periodo de la historia Vs. 21-22

1. Este será el peor momento de la historia de la humanidad.
2. Si el tiempo no estuviera contado, el Anticristo y quienes lo adoran destruirían a toda la humanidad.
3. Escogidos- No la iglesia, sino aquellos que llegarán a la fe durante la Gran Tribulación.

B. Más falsos cristos Vs. 23-28

1. Aquellos creyentes que vean al Anticristo subir al poder pueden contar los días hasta que Jesús lo detenga. 1, 290 días es todo lo que puede gobernar.
2. Falsos Cristos haciendo milagros todavía intentarán engañar a muchos.
3. V. 27- Uno sabe cuando destella un rayo. El regreso físico de Jesús a la tierra será así de obvio. No puedes anticiparlo, pero cuando suceda, no habrá duda.
4. V. 28- Puede referirse a los buitres, que se encuentran donde hay carroña. Una vez más, habla del evidente regreso de Jesús a diferencia de los que llegan a la fe en la Gran Tribulación y se preguntan si alguien es Jesús. También puede referirse a las aves rapaces del Armagedón.
5. Apocalipsis 1:7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él (Los que hacen lamentación son los que lo rechazaron y ahora se dan cuenta de su error)

III. El regreso físico de Jesús Vs. 29-35

A. Después de la tribulación V. 29

Varios pasajes proféticos describen los disturbios cósmicos que precederán y rodearán el regreso de Jesús (Joel 2:10, Apocalipsis 6:12-14, Isaías 34:4)

B. La segunda venida de Jesús a la tierra V. 30

1. Es difícil decir cuál es esta señal, pero será inconfundible.
2. Este es el cumplimiento del fin, indicado por la señal de la abominación desoladora. Esto aún no ha sucedido, ni tampoco la abominación desoladora.
3. Jesús reunirá a los creyentes de esa época. La iglesia ya está con el.

C. La parábola de la higuera

Los que sean salvos (esta generación) durante este período pueden reconocer la secuencia de eventos.
Así como el crecimiento de una higuera indica la llegada del verano, pueden saber cuándo esperar a Jesús.

IV. Considere dos pasajes 2 Tesalonicenses 2:9-12; 2 Timoteo 4:6-8