Mateo 6:1-8, 16-18 Motivación pura hacia Dios

by | Jan 9, 2024 | 0 comments

I. Motivación con respecto a las buenas obras 6: 1-4

A. Motivación incorrecta con respecto a las buenas obras

1. El orgullo y el deseo de reconocimiento nos motivan a buscar la aprobación de las personas

a. El orgullo corre profundamente dentro de cada uno de nosotros.
Ver Marcos 7: 21-23
b. El deseo de la aprobación del hombre corre profundamente dentro de cada uno de nosotros
c. “Guardaos”- Debemos ser extremadamente cuidadosos con respecto a desear la aprobación del hombre

i. Es parte de la naturaleza pecaminosa desear reconocimiento.
ii. Debemos guardarnos de esto a través del Espíritu Santo

d. Tener la aprobación del hombre no significa que tengamos la aprobación de Dios
e. Ver 2 Corintios 10:12, 18.

2. Buscar recibir el elogio del hombre nos descalificará de las recompensas de Dios.
3. La práctica durante los días de Jesús

a. Tocar una trompeta: literal o alegórico, la motivación es incorrecta
b. Hay formas ingeniosas y aparentemente inocentes en las que publicitamos nuestras buenas acciones.

i. Lo que pudiéramos anunciar no es necesariamente incorrecto en sí mismo
ii. La razón de ese “anuncio” es el problema que nos ocupa.

4. El sistema de valores de Dios es muy diferente al sistema de valores del hombre. Ver Lucas 16:15
5. “Ya tienen su recompensa”– literalmente: “pagado en su totalidad”. No espere nada más.

B. Motivación correcta con respecto a las buenas acciones

1. Si fuera posible, mantenga esto en secreto incluso para usted mismo. (mano derecha / mano izquierda)

a. No se elogie ni se felicite

2. Dios ve lo que se hace en secreto. Nada es secreto para Él
3. Dios nos recompensará por nuestras buenas obras realizadas por las razones correctas.
4. Esto se aplica solo a aquellos que están dentro del Reino de Dios. (nacidos de nuevo)
5. Esto no significa que nunca debamos hacer buenas obras delante de los demás.

a. Eso contradiría Mateo 5:14-16
b. Ver Mateo 10:40-42
c. Si alguien descubre nuestra buena acción, no perdemos nuestra recompensa
d. Todo es una cuestión de motivo

6. Dios nos recompensará abiertamente.

a. Abiertamente (o en privado) en esta vida y en el cielo
b. Las buenas acciones siguen siendo buenas y correctas, incluso cuando ningún ser humano las ve

7. Las recompensas de Dios son superiores a las recompensas del hombre. Ver 1 Cor. 9:24, 25; 1 Pedro 1: 3,4

II. Motivación con respecto a la oración

A. Motivación incorrecta con respecto a la oración

1. No seas como los hipócritas: Lit.: actores con máscaras, actores de escenario 6:5

a. Estaban más preocupados por la aprobación de los hombres que por la de Dios
b. Sus deseos fueron respondidos: fueron vistos y admirados por los hombres.
c. Usaron su relación con Dios para impresionar a los hombres. Dios era una herramienta
d. Guzik- Los rabinos judíos de la época de Jesús decían cosas como: “El que se toma su tiempo en la oración es escuchado” y “Siempre que los justos prolongan su oración, su oración es escuchada”. Una famosa oración judía comenzaba así: “Bendito, alabado y glorificado, exaltado y honrado, magnificado y loado sea el nombre del Santo”.
e. Dios no escuchaba sus oraciones insinceras
f. Sinagogas y esquinas-

i. El tiempo de oración en la sinagoga era a las 9 a.m., 12 del mediodía, 3 p.m.
ii. A veces llegaban convenientemente tarde y rezaban en la esquina

2. No usen vanas repeticiones 6:7

a. Jesús no prohíbe la repetición sincera, solo la repetición en vano
b. La oración sin sentido, voluminosa y emocional no es efectiva
c. Muchas palabras en realidad no son necesarias para informar a Dios de nuestra situación
d. Venga a Dios sabiendo que Él conoce su situación

B. Motivación correcta con respecto a la oración

1. La oración es para Dios, no para atraer la atención de los hombres. “Ora a tu padre”
2. La oración pública no está prohibida; Jesús oró públicamente
3. Jesús alienta la oración sincera y que es solo hacia Dios.
4. Dios recompensará abiertamente la oración sincera 6:6
5. Aposento, armario- un lugar donde se guardan los tesoros.
6. El armario de oración es un lugar para descubrir los tesoros de Dios.

III. Motivación con respecto al ayuno

A. Motivación incorrecta con respecto al ayuno 6:16

1. Los hipócritas se mostraban obvios cuando se trataba del ayuno

a. Deseaban parecer justos ante los hombres
b. Jesús les aseguró que tendrían esa recompensa, pero nada de Dios.

B. Motivación correcta con respecto al ayuno 6:17, 18

1. Jesús enseñó que debemos presentarnos como “normalmente” durante un ayuno.
2. Nuestra motivación no debería ser impresionar a la gente.
3. Dios conoce nuestros deseos y esfuerzos al buscarlo; El nos recompensará abiertamente

IV. Resumen

A. Motivación poco sincera hacia Dios

1. Orgullo en el corazón. Justicia propia, arrogancia espiritual, falta de quebrantamiento
2. El orgullo lleva al deseo de ser aprobado por los hombres.
3. Actuar principalmente en el ámbito de la carne. La autogratificación es muy importante
4. Su recompensa es temporal, insignificante e insatisfactoria.

B. Motivación sincera hacia Dios

1. Humildad en el corazón. Experimentar las Bienaventuranzas. Quebrantamiento espiritual
2. Hambriento y sediento de justicia. Deseo profundo de agradar a Dios, no al hombre
3. Dispuesto a negar la carne, negar la gratificación instantánea. Guiado por el Espíritu Santo
4. Comprensión clara de las recompensas superiores, eternas y satisfactorias de Dios.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *