Mateo 1:1-17 Cualificaciones para ser el Mesías

by | Dec 21, 2023 | 0 comments

Introducción a Mateo

1. Mateo- Recaudador de impuestos. Eran odiados entre sus compañeros judíos. Trabajaban para Roma, recaudando impuestos a sus compatriotas y extorsionándolos por dinero adicional cuando tenían la oportunidad.
2. Tiempo escrito- brecha de 400 años entre las profecías de Malaquías y la venida de Jesucristo.
3. Audiencia principal– Mateo escribió a todas las personas, pero con énfasis en una audiencia judía. Él cita a muchos profetas del Antiguo Testamento, buscando probar las profecías acerca de Jesús como Mesías.

a. Marcos nos muestra el lado del siervo que sufre.
b. Lucas nos muestra la humanidad de Jesús.
c. Juan nos muestra que Cristo es el Hijo de Dios.
d. Mateo nos muestra que Jesús era el Mesías, el rey de los judíos.

4. Antes de creer en Jesús como su Mesías, todo judío serio querría saber si tenía el linaje correcto como se había profetizado en el Antiguo Testamento.

a. Ningún judío aceptaría a un Mesías que no cumpliera con los requisitos de biología y lugar de nacimiento. Mateo está abordando eso primero.

Mateo 1:1

1. Los judíos sentían una gran reverencia por estos dos hombres.
David fue considerado el primer rey verdadero de Israel, ya que Saúl fue rechazado.
David llamado “un hombre conforme al corazón de Dios”.
2. Abraham fue el primer hombre justificado por la fe. Fue el padre de los judíos fieles.
3. Curiosamente, ambos hombres fueron adúlteros y tuvieron numerosos fracasos morales.
4. Jesús salió de estos hombres, mostrando el plan de Dios de que su Hijo estaría asociado con los pecadores.

Mateo 1:2

Mesías, descendiente de Abraham
Leer Génesis 12: 1-3 aprox. 2092 a. C.
Dios prometió que Abraham sería el patriarca de una gran nación.
Y en Abraham, todas las familias de la tierra serían bendecidas.
Podríamos pensar que es la nación de los judíos la que bendeciría a toda la tierra.

En Génesis 22, Dios aclaró Su declaración, diciendo:
Gen. 22:18 “En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra…” aproximadamente 2043 a.C.
Simiente no significa muchos descendientes, sino un descendiente.

Lea Gálatas 3:16 El Mesías sería el que bendeciría a las naciones de la tierra.

Mesías, un descendiente de Isaac
Abraham tuvo dos hijos, Ismael e Isaac.
¿Se volvería Dios más específico? Si. Le prometió a Abraham,
Génesis 21:12 porque en Isaac te será llamada descendencia. Aproximadamente 2068 a.C.
El Mesías no vendría a través del hijo mayor de Abraham, Ismael, sino a través del hijo menor, Isaac.

Mesías, un descendiente de Jacob
Entonces Isaac tuvo dos hijos, Jacob y Esaú.
¿Continuaría Dios reduciendo el linaje del Mesías? ¡Si! Balaam profetizó …
Leer Números 24:17 aprox. 1408 a.C.

Desde la antigüedad, los judíos sabían que este pasaje predecía la venida del Mesías, y que vendría a través de la línea de Abraham, Isaac y Jacob.

Mateo 1:3

Mesías, descendiente de Judá
Jacob, también llamado Israel, tuvo muchos hijos, cuyos descendientes se convirtieron en las doce tribus de Israel.
Jacob profetizó acerca de su hijo Judá… Leer Genesis 49:10 aprox. 1860 a.C.
Las naciones obedecerían a este gobernante llamado “Shiloh”, que significa “paz”.
Este príncipe de paz vendría de la tribu de Judá.

Mateo 1:4, 5

Mesías, descendiente de Rut y Booz
Rut era una mujer moabita casada con un judío.
A causa de la hambruna, dejaron Belén y fueron a Moab, donde murió su esposo.
Regresó a Belén con su suegra Noemí.
Rut finalmente se casa con el pariente de su difunto esposo, Booz.

Mesías, descendiente de Isaí
Rut y Booz eran los abuelos de un hombre llamado Isaí. Una vez más, el linaje sigue con precisión.
Leer Isaías 11:1-2a aprox. 732 a.C.

Mateo 1:6a

Mesías, el descendiente del hijo de David
Isaí tuvo ocho hijos, el menor de los cuales fue David.
David se convirtió en el rey de Israel y las profecías sobre el Mesías continuaron.
La Palabra del Señor acerca de David fue …
Leer Salmos 132:11
El Mesías sería eterno, gobernaría en el trono de David y sería descendiente de David.
Leer Apocalipsis 22:16

Mateo 1:6b-11

La línea real es maldecida
David tuvo varios hijos.
Su hijo Salomón se convirtió en rey, y Mateo traza la genealogía hasta Salomón.
Pero aquí había un problema.
La línea real se volvió cada vez más impía.
Alcanzó su punto más bajo con Jeconías: 2 Reyes

2 Reyes 24:9 E hizo (Jeconías) lo malo ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho su padre.
Leer Jeremías 22:30 598 a.C.
Piénselo: esta maldición debería significar el fin de todas las promesas.
Ahora bien, ¿cómo puede el Mesías convertirse en rey?

Mateo 1:12-17

Evitar la maldición; Nace el Mesías
La línea real de David descendió hasta José.
El primogénito de José (adoptado) tendría derecho a sentarse en el trono de David,
… Pero Dios había maldecido a todos con ese linaje.
Jesús tenía todos los derechos legales sobre el linaje de José.
¡Él no tenía la sangre de esa línea, porque nació de una virgen, concebido en su vientre por el Espíritu Santo!
¿Significa esto que Jesús no es verdaderamente la rama de Isaí y la raíz de David? No.
El evangelio de Lucas también nos da la genealogía de Jesús, pero no a través de Su línea legal.
Lucas nos dice Su línea de sangre biológica, que tuvo a través de Su madre María.

Y la línea de María también desciende a través de Abraham, Isaac, Jacob y Judá, a través de Isaí hasta David. Pero desde David, la herencia de María no se extendió a través de la línea real de Salomón.
En cambio, ella era descendiente del hijo de David, Natán.

Por lo tanto, de acuerdo con la Ley judía, Jesús podía heredar legalmente el trono, ¡mientras evitaba por completo la maldición de sangre en la línea de Jeconías!
Es evidente que desde la eternidad pasada, Dios hizo que todo se resolviera.
Él predijo sobre un Mesías específico, que solo podía ser Uno: Jesucristo.

Para los judíos, Dios les habló claramente de una manera que ellos pudieran entender y eso era importante para ellos.

¿Cuál es el punto? ¿Entonces qué?

Dios aún quiere hablar claramente a la gente acerca de Su Hijo, Jesucristo.

  1. Dios se revela a sí mismo a través de la naturaleza. Romanos 1: 18-20; Salmos 19: 1-6
  2. Dios se revela a sí mismo a través de la conciencia. Romanos 2: 12-16
  3. Dios se revela al buscador sincero. Juan 7:16, 17
  4. Dios satisface al hambriento y sediento espiritualmente. Juan 6:35; Isaías 55:1, 2

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *