Mateo 17:14-21 La guerra está ganada, prepárese para la batalla

by | Jan 26, 2024 | 0 comments

I. En la cima de la montaña y colina abajo

A. En la cima de la montaña

1. Habían estado en la montaña con Jesús, y lo había visto transfigurado.
2. Habían visto a Moisés y Elías aparecer con Jesús, hablando de su inminente muerte.
3. Pedro había sugerido que construyeran tres enramadas, posiblemente para quedarse allí.

B. Ministerio colina abajo

1. No podían quedarse en la cima de la montaña; no se suponía que lo hicieran.

a. Jesús tenía que morir y resucitar.
b. Los discípulos tenían que llevar a cabo la obra del reino.
c. Por mucho que lo deseemos, la vida no siempre se puede vivir en la cima de la montaña.
d. Siempre hay ministerio colina abajo; innumerables necesidades que satisfacer.

2. Los cristianos son llamados a hacer una diferencia celestial en este mundo.
3. Ir a Filipenses 2:14, 15
4. Cuando bajemos de la montaña, encontraremos gente que viene hacia nosotros V. 14
5. La cima de la montaña nos prepara para las necesidades de la multitud, nuestras familias / amigos.

II. Cuando nos encontramos incapaces

A. Los discípulos se encuentran con una necesidad desesperada

1. Desesperada- Llegó arrodillándose ante Jesús V. 14
2. Señor, ten misericordia de mi hijo– hay una gran necesidad que no ha sido satisfecha.
3. “…es lunático, y padece muchísimo- V. 15

a. Tanto si fue epilepsia como si no, la palabra para epiléptico es lunático, que significa golpeado por la luna (su interpretación general).
b. Cualquiera que sea esta condición ... era causada por posesión demoníaca.
c. El demonio buscaba destruir a este niño arrojándolo al fuego o al agua.

B. La incapacidad de los 9 discípulos V. 16

1. Esto debe haber sido muy desalentador, frustrante y vergonzoso para ellos.
2. Jesús anteriormente había dado a sus discípulos poder sobre los espíritus inmundos (demoníacos).
3. Ir a Mateo 10:1
4. Ir a Lucas 10:17
Aunque anteriormente habían tenido éxito espiritual al expulsar demonios, por alguna razón, estos discípulos no habían podido expulsar a este demonio.

a. Aunque capaces, no fueron lo suficientemente capaces.
b. Aunque espirituales, carecían de poder espiritual

5. V. 19- Cuando los discípulos sabiamente preguntaron por qué no podían expulsar al demonio, Jesús no les dijo que no era su responsabilidad.
6. Jesús les dijo que deberían haber estado mejor preparados.

C. Nosotros experimentamos los mismos desafíos

1. No somos llamados a “arreglar o ayudar” todas las situaciones, pero somos llamados a ayudar a algunos.
2. Dios espera de nosotros que podamos ayudar a algunas de las personas que vienen a nosotros.
3. Nos encontramos con personas con problemas mucho mayores de lo que nuestra capacidad espiritual puede manejar.
4. Nos encontramos espiritualmente preparados para algunas situaciones, nos falta preparación para otras.
5. Llegan situaciones difíciles a nuestras vidas, ya sea que estemos listos o no.

III. Jesús explica la situación

A. Su problema general V. 17a

1. Incredulidad- sin confianza (en Dios).

a. No es que no tuvieran fe, estaban siguiendo a Jesús, otros no lo hicieron.
b. Los discípulos habían ejercido fe antes; no eran hombres sin fe. c. Jesús habló de la ausencia de fe para el momento.
d. Fe en general, pero no fe para lo que tenían frente a ellos.

2. Perversidad- desviarse del camino correcto.

a. No necesariamente un alejamiento intencional de los métodos y la mentalidad de Dios, pero aún así una desviación.
b. Perversa- tratar una situación de otra manera que no sea la manera de Dios.
c. EJEMPLOS- Hacerlo con nuestra propia fuerza y lógica humana.
Tenemos fe en métodos e historia, no en la verdadera y apropiada fe en Dios.
Nos apresuramos a avanzar porque esperar la respuesta de Dios parece llevar demasiado tiempo.
La respuesta no llega tan rápido como la última vez. No funciona como suele hacerlo, por lo que nos desanimamos.
No tratamos la situación de la manera en que Dios nos está guiando.

B. El problema específico de los discípulos

1. Los discípulos (en privado) preguntaron sobre su fracaso al expulsar a este demonio V. 19
2. Jesús explicó que este demonio (de este tipo) era un caso difícil V. 21
3. Su problema era: falta de fe, confianza en uno mismo, falta de ayuno y oración.
4. Su lucha particular era este tipo de demonio.

C. La corrección del Señor

1. Les faltaba fe, lo cual no resultó en que no oraran, pero sí en que fuera una oración insuficiente V. 20
2. Indica falta de confianza en uno mismo, falta de conciencia de la necesidad de Dios V. 21

D. Aplicación para nosotros

1. Hay una trampa en la que caen los cristianos…

a. Comenzamos a confiar en nuestros métodos bíblicos, en lugar de en el Señor.
b. No estamos desesperados por Dios; nos acostumbramos a hacer las cosas nosotros mismos.
c. Nos conformamos con un buen progreso y nos alegramos de haber ganado algunas o la mayoría de las batallas.
d. No nos volvemos serios en la oración hasta que sufrimos la derrota.
e. David Guzik– Gran oración y ayuno muestran fervor ante Dios que da respuesta a la oración. A menudo, oramos sin pasión, casi pidiéndole a Dios que se preocupe por las cosas que no nos importan.

2. Considere al soldado- se convierte en un experto en sus armas, estudia el campo de batalla, estudia la historia de las guerras, se mantiene en forma, se prepara para lo inesperado, mantiene nuevos entrenamientos regularmente, se mantiene al día con todos los aspectos de la guerra.
Lo convierte en su vida. Está en una guerra y no puede asumir que las victorias de ayer garantizan las victorias de mañana.
3. Considere el alivio para el niño y el padre si hubieran estado orando y ayunando.
4. Ray Stedman– “Este tipo solo puede ser expulsado por un corazón que se mantiene fresco y vivo y en contacto con Dios por una vida de oración.”
5. Recuerde que estamos en una batalla espiritual.
6. No se conforme con que se gane la guerra. Gane batallas también. Efesios 6:10-18

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *