Efesios 6:14b, 15 Vestidos de justicia y listos para hablar

by | Jul 25, 2023 | 0 comments

I. Justicia V. 14b

A. La coraza del soldado romano

1. Los romanos tenían las ideas para el diseño de armaduras que proveían peso ligero combinado con facilidad de movimiento y protección contra golpes. Esta coraza estaba sujeta al cinturón por medio de correas de cuero pasadas a través de anillos en la parte inferior para mantenerla sólidamente sujeta. Se anclaba al cinturón y quedaba por encima de éste. Nota: primero había que ponerse el cinturón y luego la coraza.
2. La coraza protegía todos los órganos vitales.
3. Simbólicamente, el corazón y las partes más recónditas de donde salen los afectos.
4. La coraza protege simbólicamente las emociones del cristiano.

B. Satanás ataca la justicia del cristiano

1. El cristiano anda tanto en justicia imputada, como en justicia impartida.
2. Justicia imputada – aquella justicia que es dada (imputada) al cristiano cuando uno confiesa sus pecados a Dios, pide perdón y se le “concede” una posición correcta delante de Dios.

a. El hombre en su estado natural es culpable ante Dios, y no justo. (Romanos 3:10)
b. La justicia imputada es el resultado de la fe en Cristo. (Romanos 3:10-25)

3. La justicia impartida– Esa rectitud con Dios que viene del cristiano que camina bajo la influencia del Espíritu Santo, por el poder del Espíritu Santo.

a. El cristiano rindiéndose al E.S. y permitiendo que el Espíritu de Dios lo inspire, y le de poder para vivir de una manera santa.
b. Caminar en justicia y determinarse a hacer lo correcto hacia Dios y otros.
c. Comprender que podemos andar en justicia por el E.S. (Gálatas 5:16-26)

4. Satanás ataca la justicia imputada e impartida del cristiano.

a. Como el acusador (Apocalipsis 12:10), acusa al cristiano en cuanto a la justicia imputada, recordándole sus pecados, tratando de poner en duda el amor y el perdón de Dios. Él trata de separar al cristiano de Dios por medio de la acusación.
b. Como el tentador (Mateo 4:3), él busca descarrilar al cristiano en su justicia impartida tentándolo a pecar. Si pecan, entonces los acusa. Desaliento por el pecado actual, seguido por la duda acerca del amor de Dios debido al pecado.

C. La coraza de justicia del cristiano

1. El cristiano debe protegerse en dos niveles con respecto a la justicia.

a. Debe entender completamente el evangelio y la salvación por fe.
b. Debe poner todo su empeño en andar en justicia práctica y diaria.

2. Cuando el cristiano vacila (y nosotros lo hacemos) en andar en justicia, necesitamos volver a las verdades de Gálatas 5 y darnos cuenta de que podemos experimentar la justicia práctica.
3. Cuando fallamos en la justicia impartida, debemos volver a la verdad de la justicia imputada. No somos salvos por obras, sino por fe.
4. Conocer esta coraza de justicia imputada/impartida nos protegerá.
5. Lloyd Jones– “Agradece a Dios por las experiencias, pero no confíes en ellas. No te pones la ‘coraza de las experiencias’, te pones la coraza de la ‘justicia’”.
6. Debemos tener cuidado con las experiencias negativas que nos enterrarían en la culpa y la vergüenza, y con las experiencias positivas que podrían envanecernos y hacernos pensar que es nuestra justicia en la que estamos parados. Estamos en la justicia imputada de Jesús.

II. Evangelio de la paz V. 15

A. El calzado del soldado romano

1. El soldado romano usaba sandalias que se sujetaban firmemente a sus pies con correas de cuero y estaban tachonadas con clavos cortos en la suela de la sandalia, que le daban un apoyo seguro.
2. preparación- establecimiento o base firme, preparación, disposición.
3. Esto ayudaba a evitar resbalones, empujones, etc.
4. También ayudaba a avanzar y a estar estable.
5. Wood- Los éxitos militares tanto de Alejandro Magno como de Julio César se debieron en gran medida a que sus ejércitos estaban bien calzados y así podían emprender largas marchas a una velocidad increíble por terrenos abruptos.
6. El cristiano debe vivir dispuesto a compartir el evangelio de la paz.
7. Durante la guerra, un soldado descalzo corre mayor peligro y es incapaz de ayudar a sus compañeros.
8. El cristiano debe estar siempre preparado y no andar espiritualmente descalzo.
9. En la guerra pueden pasar muchas cosas en un momento. Lo mismo ocurre espiritualmente.
10. El cristiano debe tener esas sandalias evangélicas puestas todo el tiempo.

B. El evangelio de la paz

1. Evangelio significa “buenas noticias”. El evangelio no son malas noticias, son buenas noticias.
2. El evangelio contiene algunas malas noticias, pero el evangelio no son malas noticias, son buenas noticias.
3. Desgraciadamente, muchos no creen que haya malas noticias, por lo que las buenas noticias parecen innecesarias. Sólo el Espíritu Santo puede convencer a la gente tanto de las malas como de las buenas noticias.
4. Pero Dios quiere usarnos para ser sus portavoces, sus mensajeros.
5. El cristiano debe estar equipado con las buenas nuevas que hablan del perdón de Dios al pecador y la paz resultante que viene al corazón del perdonado.

a. Paz con Dios- Perdón de pecados, salvación, vida eterna.
Romanos 5:1, 2 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;  2  por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
b. La paz de Dios. Ver Filipenses 4:6-9
c. Paz- eirene– el estado tranquilo de un alma segura de su salvación por medio de Cristo, y por lo tanto sin temer nada de Dios y contenta con su suerte terrenal, de cualquier clase que sea.

6. El cristiano es llamado a estar listo para compartir el evangelio.
1 Pedro 3:15 NVI sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros. Pero háganlo con mansedumbre y respeto…

C. La guerra de Satanás contra el evangelio de la paz

1. A Satanás le encantaría silenciar el mensaje del Evangelio.
2. Le encantaría hacer que los cristianos no hablaran del mensaje del evangelio.
3. Hacer pensar a los cristianos que otros mensajes son igual o más importantes.
4. Que no calcemos nuestros pies con las buenas nuevas del “fundamentalismo”, o del “conservadurismo”, o del “patriotismo”, o de cualquier otra noticia política, cultural o filosófica.
5. El evangelio sí ofende en cuanto a que dice a los hombres que son pecadores.
6. En la batalla, el soldado prepara sus pies porque sabe de antemano que habrá oposición y terreno áspero. No se pone las botas después de entrar en la batalla.
7. Que cada seguidor de Cristo sepa de antemano que hay y habrá oposición.
8. Prepárate diariamente antes de salir de tu casa; prepárate para compartir el evangelio.
9. Lee a fondo, piensa con claridad, ora con fervor y déjate llevar.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *