Efesios 2:1-3 Muertos en el pecado

by | Jun 28, 2023 | 0 comments

I. Acerca de la muerte espiritual

A. ¿Qué es la muerte espiritual?

1. Muerte no es extinción, ni inactividad.
2. Muerte es separación.

a. Muerte física es la separación del espíritu y el alma del cuerpo.
b. Muerte espiritual es la separación del espíritu y el alma de la comunión con Dios.
c. La Biblia no enseña la aniquilación después de la muerte física.
d. La Biblia enseña una continuación de la vida después de esta vida mortal.

3. Uno puede estar físicamente vivo y espiritualmente muerto; separado de Dios.
Juan 5:39, 40 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; 40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida. (Las personas religiosas pueden estar muertas espiritualmente)
4. “Espiritualidad”- ninguna prueba de relación con Dios. Los fariseos religiosos estaban “muertos”.

B. ¿Cuál es la esfera de existencia de la gente espiritualmente muerta?

2:1b estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

1. delitos- desviación de la verdad o del comportamiento correcto. Acto voluntario de desobediencia.
2. pecados- No obedecer la palabra de Dios; no estar a la altura de lo que Dios quiere que seas.
3. Romanos 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios…
4. 1 Juan 1:8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.
5. El hombre no salvo está “muerto para Dios” y vive en la esfera de delitos y pecados.
6. El hombre no salvo todavía tiene una conciencia, por la cual él puede tener un sentido de pecado siempre y cuando esa conciencia no se endurezca.
7. Romanos 2:14-16 describe al hombre no salvo entendiendo como debe vivir.

a. El hombre no salvo permanece muerto para Dios porque elige permanecer en sus pecados.

8. Juan 16:5-11 describe la obra del Espíritu Santo para convencer al hombre no salvo de su necesidad de Cristo y del juicio venidero.

9. Aunque el hombre no salvo está “muerto”, hay suficiente “allí” para responder a Dios.

a. Guzik- “Por lo tanto, en algunas maneras el hombre no regenerado está muerto; en otras maneras no lo está”.
b. Spurgeon- “No en un sentido moral, ni mental, sino en un sentido espiritual, la pobre humanidad está muerta, y así lo describe la palabra de Dios una y otra vez de la manera más positiva”.

10. Si no se rinde a Dios, permanece en sus pecados y en su “muerte”.

II. Descripción de la muerte espiritual

A. ¿Cómo se comportan las personas espiritualmente muertas?

1. 2:2a en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo,

a. en los cuales- se refiere a esos delitos y pecados. Antes andábamos en ellos.
b. anduvisteis- ordenar el comportamiento de uno. La fuerza que guía, el ímpetu
c. anduvisteis – “serpenteando”. Sin dirección deliberada en las cosas de Dios.
d. Movimiento y actividad pero sin dirección divina.
e. corriente- Pensamientos y filosofías actuales de la sociedad. “Veleta”.
f. mundo- Universo material. El mundo cambia de dirección regularmente.
g. Mal de destino- Llegar a tu destino y quedar insatisfecho.

2. 2:2b conforme al príncipe de la potestad del aire,

a. Aterrador si tenemos en cuenta que es Satanás quien dirige el viento.
b. Los no salvos ordenan su conducta según la influencia de Satanás.

3. 2:2c el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

a. “Espíritu” no Satanás, sino las ideas/opiniones populares en el mundo.
b. “hijos de desobediencia.” Hijos- que tienen una cualidad. “Hijos del trueno”.
c. Desobediencia implica conocer lo que se debe obedecer. Conciencia.

4. 2:3a entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne,

a. entre los cuales- contados entre ellos. Lo que el cristiano solía ser.
b. todos nosotros vivimos – también ordenamos nuestro comportamiento como ellos.
c. los deseos de nuestra carne – controlados por los apetitos del cuerpo. Anhelos apasionados.

5. 2:3b haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos,

a. Voluntad- emociones, impulsos. No salvos gobernados por emociones, no por la razón.
b. Los no salvos quieren satisfacer (llenar) los deseos emocionales de la carne y la mente.

B. ¿Cuál es el resultado final de la muerte espiritual?

2:3c éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

1. Somos pecadores por nacimiento. Somos hijos de Adán y heredamos su naturaleza espiritual.
2. El hecho de que pecamos sólo sirve para probar ese hecho.
3. No es el ambiente la causa base, es nuestra propia naturaleza espiritual.
4. El hombre no es intrínsecamente bueno, sino intrínsecamente pecador. El hombre necesita nacer de nuevo.
5. “Ira” habla del justo juicio de Dios contra el hombre pecador.

C. Reflexiones finales

1. Estar espiritualmente muerto pero físicamente vivo puede ser muy engañoso.
2. La vida física puede ser satisfactoria en muchos sentidos, al menos durante ciertos períodos de tiempo.
3. La persona espiritualmente muerta puede que nunca conozca lo horrible de la muerte espiritual porque puede distraerse con la vida física temporal que ahora tiene.
4. ¿Cuándo sentirán finalmente ese horror de la muerte espiritual?
5. Cuando no sólo estén físicamente muertos y separados de aquello que les proporcionaba una distracción placentera, sino…
6. Cuando estén separados para siempre de Dios, sin ninguna distracción física agradable que los consuele, y sin otras opciones que los mantengan ocupados.
7. 1Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados.
“Y lo que se necesita para romper esta condición (la muerte para Dios) es nada menos que la inconmensurable grandeza de su poder” (Ray Stedman).
8. Para el cristiano- “anduvisteis en otro tiempo” significa que debe ser (y es) diferente para aquellos que son hechos vivos por Jesucristo. Un hombre muerto se siente cómodo en su ataúd; pero si fuera hecho vivo de nuevo, instantáneamente se sentiría sofocado e incómodo. Habría un fuerte impulso de escapar del ataúd y dejarlo atrás. De la misma manera, cuando estábamos muertos espiritualmente nos sentíamos cómodos en los delitos y pecados; pero al haber llegado a la nueva vida sentimos que debemos escapar de ese ataúd y dejarlo atrás (Guzik).

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *