¿Criar conforme al Espíritu o conforme al mundo? Efesios 6:4

by | Jul 24, 2023 | 0 comments

Ef 6:4 Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

El tema de la paternidad es algo que debería interesar a todos los segmentos de la humanidad.
Independientemente de la posición social, la tendencia política o las creencias religiosas, los padres conocen la compleja y a veces difícil tarea de educar a sus hijos.

Hay muchas opiniones sobre cómo educar a los hijos.

  • No hay que obligar a los niños a creer lo que creen los padres. Los niños deben ser libres para tomar sus propias decisiones.
  • Sé muy estricto y cuidadoso a la hora de dejar que tus hijos vean o escuchen algo que pueda ser contrario a lo que es correcto.
  • Nunca castigues a tus hijos. Les destrozarás el espíritu y les impedirás llegar a ser todo lo que pueden ser.
  • Disciplina a tus hijos y sé firme con ellos.
  • Deja que tus hijos lleguen a sus propias conclusiones sobre la vida y sobre Dios.
  • Enseña a tus hijos sobre la vida y sobre Dios.
  • Envía a tus hijos a la escuela pública y deja que aprendan a enfrentarse al mundo.
  • Educa a tus hijos en casa y protégelos hasta que tengan edad suficiente para enfrentarse al mundo.

El cristiano debe tener siempre presente que su autoridad final es la Biblia.
Seguramente hay algunas buenas ideas que no son estrictamente bíblicas.
Pero no hay buenas ideas si están en contradicción con la Biblia.
No debemos adoptar ninguna idea sobre la disciplina infantil que vaya en contra de las enseñanzas de la Biblia.
Para el cristiano, la Biblia es el primer lugar donde debemos buscar y el último.

Esta mañana estudiaremos el concepto básico de disciplina
No sólo para los niños, sino el concepto en lo que se refiere a la humanidad.

La disciplina implica no solo castigo, sino entrenamiento.
Ayudar a la gente (a los niños) a dominar el pensamiento y las acciones equivocadas.
Ayudarles a cultivar el pensamiento y las acciones correctas.
Puede incluir castigo, pero no necesariamente.

En un sentido más amplio …
¿Es necesaria la disciplina a cualquier nivel en los tiempos en que vivimos?
¿Es correcto castigar a los niños o a los adultos?
Hay quien dice que dos errores no hacen un acierto.
¿No deberíamos intentar reformar a la gente, en lugar de castigarla?

Otros dicen que hacen falta leyes más estrictas.
Que los delincuentes lo tienen demasiado fácil en nuestros sistemas penitenciarios.
Lo que se necesita no es rehabilitación, sino castigo.
Tenemos que dar una lección a la gente.

Necesitamos ver lo que la Biblia dice sobre la humanidad…

I. La naturaleza del hombre

A. Algunos dicen que el hombre es esencialmente bueno

1. Nacemos buenos y adquirimos un mal comportamiento a lo largo de la vida.

a. Somos simplemente productos de nuestro entorno.
b. Si cambiamos el entorno, la persona demostrará que es esencialmente buena.

2. Puesto que el hombre es esencialmente bueno, sólo tenemos que extraer lo bueno de ellos.

a. Sólo necesitamos animar y desarrollar a las personas.
b. Todo lo que necesitan para ser buenos es estímulo, desarrollo y educación.
c. (Estoy a favor de alentar, desarrollar y educar a las personas).

3. Algunos dicen que nunca debemos controlar, castigar o disciplinar a nadie. Eso es represivo.

a. (No estoy a favor de castigos inapropiados, etc.)

4. Resumen- Lo que dicen algunos…

a. El hombre es bueno, si apelas a su razón, se comportará y hará el bien.
b. Si simplemente hablas amablemente a la gente o razonas con ellos, cambiarán.
c. Si le educas, entenderá sus malas acciones, y eso es todo lo que necesita para cambiar su forma de vida.
d. Nunca disciplines o castigues a adultos o niños, porque eso nunca les hará bien y sólo los dañará.

B. Perspectiva bíblica de la humanidad

1. Innatamente pecador. Nacemos pecadores.

a. Efesios 2:3
b. Salmos 51:5 He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre.

2. Pecamos por nuestra propia voluntad.
Santiago 1:13-16 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; 14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. 15 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.16 Amados hermanos míos, no erréis.
3. El pecado es universal entre todas las personas.

a. Romanos 3:10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;
b. Romanos 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

4. La perspectiva bíblica del hombre es muy diferente a la del mundo.

II. ¿Por qué algunas personas se alejan de la disciplina?

A. Debido a una crianza incorrecta
No hay escasez de historias tristes concernientes a padres incapaces.

1. Algunos padres consideran que sus hijos son una molestia.
Los padres no son libres para divertirse, porque tienen que criar a sus hijos.
No ven a sus hijos como una bendición, sino como un inconveniente.
En última instancia, tratan a sus hijos como un inconveniente y no los quieren.
2. Algunos adultos fueron educados deficientemente por sus padres.
“Los niños deben ser vistos, y no oídos”.
Se traduce- “Su opinión no importa”.
3. Muchos adultos fueron educados terriblemente por padres y madres autoritarios.
Agresiones verbales, emocionales, físicas, sexuales.
4. Algunos padres exigen perfección a sus hijos.
No dejan que los niños disfruten de su infancia.
Les presionan demasiado.
Intentando prepararlos para la edad adulta y para que tengan éxito.
Son estrictos con sus hijos más allá de lo razonable.
A veces enmascarado diciéndoles: “te quiero”,
“Quiero que tengas éxito y una buena vida”,
“No quiero que tengas que batallar como yo lo hice, por eso te presiono tanto”.
5. Algunos padres son sobreprotectores con sus hijos.
Tienen miedo de lo que les pueda pasar a sus hijos.
Acaban asfixiando a sus hijos con reglas en casa muy restrictivas.
NO dejan que sus hijos disfruten su juventud.

B. La respuesta peligrosa: sin disciplina

1. Algunos padres reaccionan exageradamente al otro extremo equivocado.
Algunos padres no quieren lastimar a sus hijos de la manera en que ellos fueron lastimados.
Reaccionan exageradamente y tienen una disciplina demasiado ligera, o ninguna.
2. Algunos padres todavía están dañados y heridos por su infancia.
Han jurado que no tratarán a sus hijos como les trataron a ellos.
El problema es que van demasiado lejos en el sentido contrario, y se vuelven ineficaces como padres.
3. Algunos padres se rebelaron cuando eran niños, debido a la dura disciplina de sus padres.
Temen perder a sus hijos, por lo que ceden a ellos con demasiada facilidad.
4. Algunos padres presionaron demasiado a sus hijos cuando eran niños.
Juran no presionar a sus hijos, pero terminan dejando que los hijos vivan vidas indisciplinadas.

III. En busca del equilibrio

A. Evitar el extremo opuesto

1. Lo contrario de la disciplina INCORRECTA no es la FALTA de disciplina.
2. Lo contrario de una disciplina INCORRECTA es una disciplina CORRECTA.
3. Pasar de un extremo al otro extremo sigue siendo incorrecto.
4. La Biblia presenta una visión equilibrada de la crianza de los hijos.
5. Proverbios 13:24 El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.
6. Proverbios 23:13, 14 No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá. 14 Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol.
7. Proverbios 22:15 La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la alejará de él.
8. Proverbios 29:15 La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre.
9. Ef 6:4 Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos. NVI
10. Ef 6:4 Y ustedes, los padres, no hagan de sus hijos unos resentidos; edúquenlos, más bien, instrúyanlos y corríjanlos como lo haría el Señor. BLPH
11. Colosenses 3:21 Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.
12. Colosenses 3:21 Por lo que toca a ustedes, padres, eduquen con tacto a sus hijos, para que no se desalienten. BLPH

B. La Ley

Algunos padres quieren simplemente establecer la Ley. Una lista de cómo deben ser las cosas.
Piensan que cada situación tiene un bien y un mal absolutos.
Que cada violación de la Ley tiene un castigo predeterminado.
Que no hay excepciones ni discusiones.
Esto es criar a sus hijos según la Ley. Padres, ¡¡cuidado!!

1. La Ley puede hacértelo más fácil. ¿Por qué?
Porque no tienes que tomarte el tiempo de escuchar a tus hijos.
No tienes que tomarte el tiempo de investigar el problema.
No tienes que pensar en nada.
No tienes que orar.
No tienes que discutirlo con tu cónyuge.
Ni siquiera tienes que caminar en el Espíritu.
Simplemente establece la Ley.
2. Alejarás a tus hijos de ti.
Incluso los criminales tienen la oportunidad de tratar de dar explicaciones.
Pueden defenderse.
E incluso los jueces intentan que los castigos sean adecuados al delito.
A veces hay circunstancias que cambian el castigo.

C. Gracia

1. Algunos padres nunca quieren disciplinar a sus hijos. Es demasiado doloroso emocionalmente para ellos.
2. Se requiere demasiado esfuerzo para escuchar y entender el problema.
3. Demasiado difícil decidir dónde está la culpa.
4. Demasiado difícil llevar a cabo el castigo.
5. Piensan que ser padres es sólo ser agradables y los mejores amigos del niño.
6. Dios disciplina a sus hijos

Hebreos 12:6, 9, 10 Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. 9 Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? 10 Y aquellos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero este para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad.

D. La Biblia presenta ambos lados de la disciplina

Ef 6:4 Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

E. ¿Cómo logran esto los padres?

Ef 5:18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,
Son solo los padres llenos del Espíritu quienes pueden criar correctamente a sus hijos.
Son los padres llenos del Espíritu quienes saben cuándo ser firmes o tolerantes.

Los padres llenos del Espíritu considerarán toda la situación.
¿De qué hijo se trata?
¿Cómo está ese niño?
¿Esperamos demasiado o muy poco de ese niño?
¿Estoy exagerando como padre?
¿Estoy tratando de evitar repetir los errores que cometieron mis padres?
¿Estoy yendo demasiado lejos en la dirección opuesta?

Un padre no puede considerar que su crianza tiene éxito si sus métodos son simplemente una reacción a cómo fue educado.
Eso también puede ser una respuesta carnal.

La crianza guiada y dirigida por el Espíritu será justamente eso: Dirigida por el Espíritu.

No una reacción a los errores que cometieron con nosotros.
No una respuesta a lo que es la opinión común de a actualidad.
Ni siquiera lo que “se siente bien”.
Ni siquiera podemos criar a nuestros hijos correctamente si nos guiamos solo por nuestros sentimientos.

Los padres deben ser “llenos del Espíritu”.
Esto es posible.

Y es exclusivamente cristiano, porque está fortalecido por el Espíritu de Dios y para la gloria de Dios y de su Hijo Jesucristo.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *