Efesios 1:18b La esperanza de su llamado

by | Jun 27, 2023 | 0 comments

I. La esperanza de su llamado

A. ¿Qué es la esperanza?

1. Esperanza- no ilusiones, fantasías, deseos de suerte, etc.
2. Qué es la esperanza cristiana:

a. Un sentimiento y un pensamiento: un deseo de bien, con la expectativa de obtenerlo.
b. El objeto o la meta; una cosa esperada.
c. El motivo de la esperanza. Tiene que haber una buena razón para la esperanza.

3. El cristiano que tiene esperanza bíblica puede decir:

a. “Tengo muchas esperanzas de que algo bueno va a suceder”.
b. “Sé lo que estoy esperando”.
c. “Sé por qué tengo esperanza. Tengo buenas razones para mi esperanza”.

4. La esperanza bíblica requiere fe en las promesas de Dios.
Romanos 8:24, 25 “…pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos”.
5. ¿Qué dice la esperanza bíblica?

a. “Aunque no lo veo, espero que sea bueno”.
b. “Aunque no lo veo, algo sé de lo que espero”.
c. “Aunque no lo veo, sé por qué tengo esperanza”.

6. 2 Corintios 5:7 (porque por fe andamos, no por vista).
7. Pablo oró para que supieran lo que estaban y deberían estar esperando.
8. Pablo, por el Espíritu Santo, oró esto por los Efesios.
9. Siempre debemos orar esto por los cristianos en nuestras vidas.
10. Debemos orar esto por nosotros mismos. ¿Oran así por ustedes mismos?
11. Pregunta- ¿Buscan ustedes nuevas formas de entretenimiento o buscan comprender las promesas de Dios? Se nos anima a conocer mejor a Dios.
12. D.L. Martin Lloyd-Jones– “No somos más que niños pequeños remando en la gran orilla de un grande y poderoso océano de verdad; y nada es tan trágico como el tipo de cristiano que da la impresión de que ha ‘llegado’, que ha terminado, que lo tiene todo”.

B. ¿Cuál es su llamado?

1. En última instancia, el llamado de Dios para el cristiano es el Cielo, estar en su presencia.
2. Hechos 26:18 “…para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.
3. Ver Efesios 1:11 “En él asimismo tuvimos herencia…”
4. Colosenses 1:12 “…dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz”.

II. Esperar el Cielo

A. Somos llamados a hacer esto

1. Juan 17:24 “Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy…” (Jesús anhelaba estar de regreso en la gloria).
2. Leer Filipenses 1:21-23 (Pablo anhelaba el cielo).
3. Leer Hebreos 11:8-10, 13-16

a. Abraham esperó.
b. Los otros santos estaban seguros de las promesas de Dios y las aceptaron.
c. No recibieron la promesa del cielo en esta vida, pero su esperanza del cielo moldeó su manera de vivir.

4. Leer Hebreos 12:1, 2 Jesús vio más allá de sus circunstancias hacia la gloria.
5. Leer Colosenses 3:1-4

a. Buscar- buscar para encontrar.
b. Poner- dirigir tu mente, buscar esforzarte por algo.

B. La gente se opone a este tipo de pensamiento

1. Algunos dicen que pensar en el Cielo es una pérdida de tiempo. No es la realidad.
2. La doctrina y la teología no son importantes. Se necesita acción, cambio social, etc.
3. La religión es una muleta. “La religión es el opio de los pueblos” (Marx, Lenin).
4. Tener la mente en quimeras no es productivo. Es soñar despierto.
5. “Demasiada mentalidad celestial como para ser de algún bien terrenal”.
6. Respuesta- Respuesta- Eso es contrario al pensamiento de Jesús, al de Pablo, al de los santos del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, a la historia antigua y a la reciente de la Iglesia.
7. Lloyd-Jones “Cuando los hombres se olvidan del otro mundo, las cosas van mal en este mundo”.
8. Lloyd-Jones “Descartar el pensar en el Cielo es tanto poco espiritual como antibíblico”.

C. ¿Por qué esperar por el Cielo?

1. Porque trae consuelo al cristiano

a. Romanos 8:18 Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.
b. 2 Corintios 4:16-18 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.
c. Los cristianos más que nadie pueden entender el mal en el mundo. Sabemos que la raíz de todo mal es el pecado.
d. No tenemos la mente en el cielo para evitar el pecado o ignorarlo, sino porque sabemos que algún día todo terminará y estaremos en la gloria.

2. Porque allí es donde está Jesús

a. Leer Juan 14:1-3
b. Esperamos el Cielo porque esa es la promesa de Dios para aquellos “en Cristo”.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *