Santiago 1:19-27 Santidad en las pruebas

by | Sep 6, 2023 | 0 comments

I. Santidad en las pruebas Vs. 19-21

A. Santidad de palabra en las pruebas Vs. 19, 20

1. Es importante recordar que el contexto habla de soportar pruebas y dificultades.

a. Ejemplo- trato injusto contra usted. Es obvio y claro que es injusto.
b. Ejemplo- Alguien que no está de acuerdo con usted o que le hace la vida más difícil.

2. V. 20b- ¿Qué es lo que queremos lograr cuando sufrimos con una prueba?

a. Producir la justicia de Dios- Queremos corregir los males que se nos hicieron.
b. Queremos hacer las cosas bien y justas. Queremos defender la justicia.

3. Vs. 19, 20a Nos dice cuatro cosas a considerar cuando estamos tratando de “hacer las cosas bien”.

a. V. 19-Pronto para oír– Para oír la palabra de Dios. Vea el versículo 18. Reciba un consejo piadoso.

i. La Palabra de Dios se usa para llevarnos a la fe y luego para instruirnos en la vida.
ii. Hebreos 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

b. V. 19-Tardo para hablar- sea lento para responder verbalmente en medio de las pruebas.
c. V. 19-Tardo para airarse -orge- un enojo natural contra algo, en este caso, un enojo permanente contra la injusticia, de acuerdo con nuestra visión de las cosas. La ira de un juez.

i. Thumos- ira explosiva y repentina. No de lo que se habla aquí.

d. V. 20a-Su ira no trae resultados piadosos -orge-

i. La ira hacia el pecado es correcta, pero un arrebato rápido no trae resultados piadosos.
ii. Muchas veces, nuestro enojo es simplemente una defensa de nosotros queriendo nuestro propio camino y de que estamos enojados por la prueba que se nos presenta. Nos enojamos con Dios, nos enojamos con la gente.

4. V. 26- A menudo creemos que nuestras metas son piadosas, correctas y justas. Rectitud religiosa.

a. En nuestros esfuerzos por “hacer las cosas bien”, no frenamos nuestra lengua.
b. Perdemos los estribos, somos groseros, insultamos a la gente, criticamos cruelmente.
c. Hacemos una escena, avergonzamos a los demás y nos avergonzamos a nosotros mismos.
d. Supuestamente hacemos todo esto mientras tratamos de producir la justicia de Dios.
e. Estamos engañados y nuestra religión no nos está cambiando realmente. Actuamos carnalmente.
f. Culpamos a Dios, y culpamos a la gente, y pecamos tratando de “hacer las cosas bien”.

B. Santidad de acciones en las pruebas V. 21

1. V. 21a-Dejando a un lado… una acción deliberada a tomar.

a. Inmundicia- contaminación moral, habla inapropiada.

i. Las pruebas difíciles no son una excusa para el comportamiento impío y el habla impía
ii. En medio de una prueba, a veces volvemos a comportamientos impíos

b. Abundancia de malicia- los restos pecaminosos de su condición de inconverso.

i. Las pruebas difíciles no son excusa para actuar como lo hacía antes de ser salvo.

2. V. 21b-Recibid con mansedumbre… con apacibilidad de carácter, reciba la palabra de Dios.

a. La palabra implantada – Reciba la palabra continuamente, incluso durante las pruebas difíciles.
b. Puede salvar vuestras almas- Ellos conocían el poder salvador de la palabra.

i. Necesitaban recordar el poder de ayuda y asesoramiento de la palabra.

II. En medio de las pruebas, sea un hacedor de la palabra

A. Sea un hacedor, no solo un oidor

1. V. 22-Hay una gran diferencia entre escuchar la palabra de Dios y hacerla.
2. Es increíblemente importante escuchar la palabra de Dios.

a. Mateo 4:4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

3. Sin embargo, es posible engañarnos pensando que solo porque escuchamos la palabra de Dios, y que tal vez incluso estamos de acuerdo con ella, ya se ha hecho suficiente.

a. Engañar- Nadie estará de acuerdo en que les guste que les mientan, engañen, embauquen, engatusen.
b. Sin embargo, es muy posible que nos engañemos a nosotros mismos.
c. ¿Pretendemos engañarnos a nosotros mismos? ¡No! Entonces, ¿cómo sucede eso?
d. Hebreos 5:12-14 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.
e. Nos convertimos en cristianos engañados, quienes en medio de una prueba, no pueden pasar la prueba de una manera piadosa, porque no tenemos el hábito de andar en la palabra de Dios.

i. Caemos en una prueba o tentación.
ii. Le pedimos a Dios sabiduría sobre cómo superar la prueba, pero no la recibimos.
iii. No lo recibimos porque somos de doble ánimo, tenemos el Plan B como respaldo.
iv. Escuchamos la palabra de Dios y pensamos que es suficiente con estar de acuerdo con ella conceptualmente.
v. Escuchamos la palabra de Dios, pero no la hacemos y nos engañamos a nosotros mismos.
vi. Ese momento de engaño es solo uno de docenas, veintenas o cientos de engaños.
vii. Nuestros sentidos espirituales están embotados porque rara vez obedecemos la palabra de Dios.
viii. Cuando llega la prueba, tenemos que volver al punto de partida, como un creyente recién nacido.

f. Muchos de estos cristianos se alejan de Dios cuando las pruebas son demasiado difíciles para ellos..
g. No se puede culpar a Dios; tales cristianos son como niños pequeños sin sabiduría ni resistencia, simplemente porque no se han ejercitado espiritualmente.

4. Vs. 23, 24- Esto describe cómo es solo oír. El solo oír no permanece.

a. El hombre se para frente al espejo, ve espinacas entre sus dientes, sabe que debe quitarse las espinacas, pero sale del espejo sin llevarse esa verdad.
b. Camina por ahí con aspecto de tonto. Todos ven las espinacas excepto él.
c. Le molestan las miradas extrañas que recibe, los susurros y lo que dice la gente.
d. Se enoja con la forma en que la gente se ríe de él. Cree que están equivocados.
e. Pierde los estribos, está lleno de ira y no refrena su lengua. Se siente mal
f. El espejo (palabra de Dios) le mostró el problema y cómo solucionarlo.
g. Él estuvo de acuerdo con el problema y su solución, pero no hizo nada al respecto.

5.V. 25a- Mira atentamente…persevera –más que una mirada; agacharse e inspeccionar repetidamente.
6. V. 25b- la perfecta ley, la de la libertad- Caminar en la palabra de Dios trae libertad y bendiciones de vida.

B. Cómo se ve el ser un hacedor V. 27

1. Religión- el cristianismo es una religión que apunta a la relación con Dios. No es una mala palabra.
2. Visitar- La verdadera fe cristiana está muy involucrada en ayudar a los necesitados.

a. 1 Juan 3:16,17 En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.. 17Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?
b. Clemente- Clemente, describiendo a los cristianos- “Se empobrece a sí mismo por amor, de modo que está seguro de que nunca puede pasar por alto a un hermano necesitado, especialmente si sabe que puede soportar la pobreza mejor que su hermano. Asimismo, considera el dolor ajeno como su propio dolor. Y si sufre alguna dificultad por haber cedido de su propia pobreza, no se queja ”.
c. Cuando soportemos pruebas, no debemos dejar de visitar y ayudar a los necesitados.

3. Sin mancha- libre de pecado mientras pasa por la prueba.
4. ¡Recuerde Santiago 1:12! Supremamente feliz es el hombre que soporta la tentación.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *